Seleccionar página

by Kim Ki-duk

«Hoy en día hablamos demasiado. Se pronuncian demasiadas palabras, demasiadas promesas incumplidas que destruyen nuestra belleza interior. El silencio preserva esa belleza, la mantiene pura»

Una casa, muchas casa. Una cama, muchas camas. Ninguna tuya, todas tuyas. Estás solo. Aparece una persona. Ya no estarás solo nunca más. Ya todas las casas serán tu casa.

¿Crees en el destino único que hermana a dos personas?