Seleccionar página

by Harold Becker

«Volvemos a nacer con cada proyecto. Y todos los éxitos anteriores no pintan nada cuando llega la gran pregunta ¿se venderá?»

Esta es una de esas películas a las que el título ni le hace justicia ni tiene nada que ver con la trama.

Originariamente se llamaba «The boost» (el impulso). Es una de las películas que mejor refleja la adicción a las drogas.

Normalmente para hablar de esta temática nos llevan a escenarios ya muy manidos con pobres diablos tirados por las calles. En esta cinta vas viendo el proceso poco a poco, y lo que es peor, la manera que afecta a tus seres más cercanos.

¿Sabías que James Woods acabó acusando de acoso a Sean Young durante el rodaje?