Seleccionar página

by Guillermo del Toro

“Hay un espejo, pero prefiere no mirarse en él, por si su presentimiento es real y resulta que es una mujer invisible”.

Cuando vi esta película sucedió algo mágico.

Por algún motivo que desconozco me sentí una niña de nuevo. Me estaban contando un cuento, un cuento hermoso lleno de luminosidad explicado entre susurros y sombras.

Me emocioné, reí y sufrí y rece porque una historia de amor tan bella tuviera un buen final, Guillermo debió pensar lo mismo.

A la salida no pude evitar sonreír al comprobar que había llovido, el cielo también había llorado de alegría al verme tan feliz.

¿Verdad que todo parece diferente cuando acaba de llover?