Seleccionar página

by Luchino Visconti

«Como siempre, la consideración de su muerte lo serenaba tanto como lo turbaba la muerte de los demás. Tal vez porque, a fin de cuentas, su muerte era el final del mundo.»

Luchino Visconti le da la vida al Príncipe de Salina (Burt Lancaster). Esta novela de Giuseppe Tomasi de Lampedusa nos habla del fin de una era, de cómo los personajes la afrontan.

Las imágenes no necesitan palabras. El movimiento o la ausencia de él alimenta nuestro espíritu atrapado en la decadente belleza del Risorgimento.

¿Al final qué es lo que importa cuando se acerca el fin de una era?