Seleccionar página

by Jerzy Kawalerowicz

«Yo mando en nuestro pueblo y en el ejercito, bien sabes que leyes y decretos los dicto yo, en este mundo soy la balanza de Osiris y peso las acciones de mis siervos, de mi heredero, de mis ministros, de todos.»

Esta superproducción Polaca es la mejor película sobre Egipto que hasta hoy se ha hecho.

Faraón representa una visión del poder absoluto que no deja indiferente a nadie. A pesar de todo, el dominio en la sombra de los sacerdotes acecha en cada decisión. Las intrigas en su propia casa le castigan una y otra vez. El pueblo es apenas un chiquillo al que se le puede engañar con fenómenos naturales predecibles. La religión es el poder, el poder es la religión, y no duda en sacar ventaja de su posición de fuerza ni de la información de la que dispone.

¿Os suena de algo todo lo anterior?