Seleccionar página

by Terry Gilliam

“La verdad es que muy pocos de nosotros somos enfermos mentales… No digo que tú no lo seas, por lo que yo sé tú estás…. ¡Estás más loco que una cabra! Pero no estás aquí por eso, no estás aquí por eso, ¡¡NO ESTÁS POR ESO!! Estás aquí por El Sistema.

Ahí está la tele. Todo esta ahí, todo esta ahí. Mira, escucha, arrodíllate, reza a los anuncios. Ya no somos productivos, ya no nos necesitan para hacer cosas, todo está automatizado. ¿Para qué estamos aquí…? Somos consumidores, Jim.

De acuerdo. Compra muchas cosas y serás un buen ciudadano pero si no compras muchas cosas, si no compras ¿qué es lo que eres…? Pregunto: ¿QUÉ?. Un enfermo mental. Los hechos Jim, los hechos. Si no compras cosas: papel de váter, coches nuevos, batidoras computerizadas, artilugios sexuales eléctricos, sistemas de sonido con auriculares en el cerebro, destornilladores con dispositivo de radar incorporado, ordenadores activados por voz… Estás loco.”

Hace falta que añada algo más.

Un nuevo futuro. Una pandemia. Un ciudadano encerrado en un psiquiátrico por disidente. Una célula terrorista divergente. El estado controlando al ciudadano.

«James Cole. Libre de cuarentena. Tiene antecedentes doctora: Violencia. Antisocial 6. Violaciones repetidas del código permanente de emergencia. Insolencia. Provocación. Desprecio a la autoridad. De 25 años a perpetua.»

En 1995 aún podíamos reírnos de estas cosas. ¿No es este el momento para tomárnoslo en serio?