Seleccionar página

by Juan José Campanella

«Le decía a todo el mundo que los llevaba a la mejor mesa y todos se lo creían porque si ella te llevaba era la mejor mesa. Te hacía sentir como si fueras el único. Nos reíamos porque cada vez que iba a la cocina, todos y todas, mujeres, hombres, niños, todos, todos, se quedaban como embobados mirándola, no sabían si seguían en la tierra, si era un fantasma, tenían miedo que no volviera y ahí los volvía a sorprender anotando todo divina, junto a la caja, paradita como por arte de magia, como un ángel, mi ángel y si el tuyo no está aquí tendrás que ir a buscarlo a otro lado, hasta que lo encontrés.»

Como es obvio adoro a Campanella, su sensibilidad traspasa la pantalla, esa manera personal de explicar las historias desde dentro del corazón le hace único. No es que haga películas románticas es que sabe hacer películas humanas, tiernamente humanas.

¿Se puede estar 44 años locamente enamorado de la misma persona? Absolutamente: SI